F.A.Q.F.A.Q.   BuscarBuscar   Lista de MiembrosLista de Miembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegístreseRegístrese 
 PerfilPerfil   Identifíquese para revisar sus mensajesIdentifíquese para revisar sus mensajes   ConectarseConectarse 
¡Pon El Clicker en tu Web!  

Asociación Canaria de Tiro con Arco ATIRCA Club Deportivo SEO
El decálogo galáctico

 
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro "EL TIRO CON ARCO A UN CLICK" -> Otros Deportes
Ver tema anterior :: Ver siguiente tema  
Autor Mensaje
Eva_Lozano
She Just Rocks!!
She Just Rocks!!


Registrado: 24 Nov 2007
Mensajes: 493

MensajePublicado: Mie Ago 05, 2009 10:14 pm    Título del mensaje: El decálogo galáctico Responder citando

Ojo... que yo soy del Sporting....
Es largo pero tiene su punto

Cita:
En vista del interés de algunos por acabar con la a todas luces exitosa era galáctica que el orbe conocido está contemplando, todo madridista y amante del fútbol debe acogerse a cada uno de los principios de este decálogo, con el que no se pretende otra cosa que afianzar y expandir el incuestionable poderío del Imperio Blanco, donde no se pone el sol y que, lejos de tambalearse, promete regir el devenir del FÚTBOL secula seculorum.

El Madrí, tocado por la gracia del Mismísimo, debe por ello iluminar el balompié universal, y es por ello asimismo que debe acometer cuantas reformas sean pertinentes en aras de mantener su privilegiado y bien merecido status de 'mejor Club del Universo'.

1-Las competiciones deberán modificar su denominación

El Real Madrid es siempre el conjunto referente de toda competición que tenga la ventura de acogerlo en su seno, por lo que resulta absurdo que éstas mantengan denominaciones propias de la era pregaláctica. Así, los tres torneos acostumbrados a disfrutar, junto con la humanidad entera, de las gestas merengues pasarán a denominarse, respectivamente:
a) Liga Española: Liga Blanca.
b) Champions League: Décima Cup.
c) Copa del Rey: Triplete's Cup.

En primer lugar, y como atestiguan los excelsos aficionados madridistas al ventear las rojigualdas allí donde van, España y Madrí son uno, dos caras de la misma moneda; un madridista como dios manda es español, y un español como dios manda madridista. Lo demás son remedos. Mariconadas las justas. En buena lógica, la liga española sólo puede tener un campeón legítimo: el Real Madrid.
En segundo lugar, la Copa de Europa tiene una única razón de ser: ser escenario de las victorias merengues allende los Pirineos, donde los días son fríos, los campos verdes, la gente habla raro y el madridismo no es tan ingente como aquende. El objetivo, por tanto, es meramente colonial. La madridización es a la Vieja Europa lo que a cristianización fue al Nuevo Mundo.

En tercer lugar, la Copa del Rey tiene una razón de ser aún más simple que su predecesora. Esto es, completar el triplete al que cada temporada aspira el Real Madrid y que, incomprensiblemente, de un tiempo a esta parte parece resistirse. Podría denominarse "Torneo de la Galleta" y no perdería su sino de eterna comparsa. Aún así, será un torneo verdaderamente importante cuando lo gane el Real Madrid. Ya queda menos.

2- La relevancia del resto de los equipos es nula

Los demás clubes de fútbol no son, simplemente están. Están para desempeñar el honrado y probo papel de sparring necesario para que el club protagonista se luzca, brille, epate en definitiva. De este modo, 'los demás' únicamente tienen algún interés y utilidad cuando se cruzan en el glorioso caminar del Real Madrid. Por unas horas incluso pueden ser tenidos en cuenta sus nombres, estadios, entrenadores y jugadores.
Esto, como es notorio, es una soberana pérdida de tiempo, amén de contraproducente si lo que se quiere es que el madridismo impregne todas y cada una de las neuronas de los aficionados. El sentido común impele a eliminar ese ruido, que obstaculiza el fluir del sentimiento blanco. Por tanto, no queda sino redefinir todo lo ajeno al clú, de modo que el colectivo prime sobre el individuo, como nos enseñaron grandes hombres del s.XX tales Hitler y Stalin. Los distintos clubes perderán de esta forma su denominación original para pasar a conocerse como el equipo contra el que juega el Madrí. Así, los aficionados y la prensa eludirán el ímprobo esfuerzo de recordar, utilizando para ello complicados trucos mnemotécnicos, todo aquello que no sea madridismo. Es menester evitar memorizar datos triviales. Los nombres de los estadios ya no importarán -el Real Madrid simplemente jugará fuera-, y los jugadores contrarios serán anónimos. Para que no haya dudas, los nombres o apodos que pudieran figurar en las camisetas de los futbolistas serán sustituidos por la siguiente leyenda: portero, defensa, medio, delantero.

En el caso de los equipos continentales -y portugueses- las reglas anteriores serán igualmente aplicables, con una única salvedad: los equipos serán denominados como el equipo extranjero contra el que juega el Madrí. En su caso, se aceptarán formatos como los ingleses, los franceses, los bielorrusos, etc. Semos merengues pero urupeos.

3- Las competiciones sólo tienen interés si participa el Real Madrid

No hay competición interesante si el Madre no participa en ella o, peor aún, queda eliminado de ella. El Real Madrid es -como todo el mundo sabe, hasta en Antanamarivo- el MEJOR EQUIPO DEL UNIVERSO, por lo que si queda eliminado de un torneo es debido a la comprensible desidia cuando no náusea de saberse tan superior a sus adversarios una vez sí y otra también, o a una mala digestión de sus estrellas tras alguna opípara parrillada en casa de Ronaldo.
Es por esto que las competiciones que queden huérfanas de la presencia del mejor club del s.XX serán inmediatamente suspendidas, pues seguir con su desarrollo normal no supondría sino una pérdida, al alimón, de tiempo y dinero. Además, el equipo anónimo de jugadores anónimos de estadio anónimo de entrenador anónimo que ose desdecir la superioridad blanca será expulsado de la competición sine die. Si se trata de la 'Liga Blanca' el equipo de provincias -a excepción de uno de ellos, posteriormente referido- que bata al Madrí descenderá a segunda división de forma fulminante.

Con carácter general, todo equipo que gane al Real Madrid deberá peregrinar hasta la Cibeles y rendir solemne pleitesía al símbolo blanco por antonomasia (en dura pugna con Raúl Bravo o el carnicero de Gandía, cuya entrega y garra son un ejemplo para el madridismo todo), reconociendo su osadía y descaro, así como la grandeza blanca.

4- El Madrí deberá ser invitado a Mundiales y Eurocopas

En lógica coherencia con el anterior punto, ni mundiales ni eurocopas ni copas africanas tienen el menor interés y valor futbolístico, en tanto en cuanto el derecho inalienable del Madrí a demostrar doquiera que es el mejor club del Universo es cercenado de forma infame, utilizando para ello la vaga excusa de ser campeonatos 'sólo para combinados internacionales'. Olvidan los mandamases fifos y uefos que los jugadores -héroes, deidades al fin y al cabo- del Real Madrid son expertos en combinados internacionales -una nutrida terna de ellos puede degustarse en las animadas fiestas blancas- y que el mismo equipo no es sino un combinado internacional plagado de lo mejor de cada casa.
No es de recibo que combinados tales Trinidad & Tobago ó Togo -con todos los respetos para con los trinitenses y los... los... los de Togo- tengan la oportunidad de competir en la próxima copa del mundo, mientras los madridistas tienen que desperdigarse a regañadientes por equipos de medio pelo y enfrentarse entre ellos. O, peor aun, asumir el ingrato papel de tener que contemplar una competición en la que a buen seguro arrasarían, desde alguna isla paradisiaca del Índico y en ignominiosas chancletas, como corre riesgo de ocurrirle al propio Bravo, santo y seña del alma madridista, encarnada en este muchachote levantino que hace vibrar a la afición en cada acción.

Una vez conquistada la copa, no queda sino refrendar la superioridad merengue frente a los mejores clubs de la VÍA LÁCTEA que, como puede apreciarse, ya ha tramitado los papeles pertinentes para acomodar su denominación al Nuevo Orden Blanco Universal. La Copa Láctea, patrocinada por Central Lechera Asturiana, será el cenit y apogeo de la grandeza blanca, privilegiado escenario de su lección futbolística cuatrienal. (Si bien es cierto que las comunicaciones entre astros es todavía asaz laboriosa, se espera poder agilizarlas con la celeridad de la luz.)
Siendo la visita al estadio del representante de Mercurio, por lo caliente de su afición, el único escollo reseñable, el Madrid no debería tener problemas para hacerse con este nuevo trofeo. Incluso cabe la posibilidad de organizar un partido de baloncesto entre la sección y el campeón de Júpiter, galardonado ya con varios anillos y rival de enjundia para el lucimiento del Real Madrid de Baloncesto, tan Madrid como el Madrí, pero emperrado en coger el balón con las manos.

5- El Barcelona deberá participar allí donde lo hiciera el Madrid
Como todo héroe que se precie de serlo, el Real Madrid necesita de la pérfida presencia de un antihéroe que sublime la proyección del halo de justicia y bondad que adorna al clú, faro de nuestro tiempo, luz cegadora del mensaje divino, verdad revelada por los profetas herzianos y de otras índoles.

Es por esto que el Barça, embajador de las tinieblas, hijo del lado oscuro del fútbol, anticristo enviado a la tierra, debe desempeñar el iterativo papel de dar batalla sin descanso, y perder también sin descanso. De este modo, al igual que el propio equipo blanco, el catalán deberá participar allí donde participara el Real Madrid, y, aun más, deberá cruzarse al menos una vez en el camino merengue. Así, garante del ingrato quehacer del perdedor, el Barcelona caerá siempre, de manera más o menos honrosa -en función de la motivación galáctica- y SÓLO muy de vez en cuando le será permitido GANAR algún entorchado, con objeto de que los galácticos tengan la posibilidad de VENGARSE de alguien. El poderoso debe ser benevolente con sus súbditos, pero también inflexible y vengativo.
Por último, no se puede obviar que a la rivalidad estrictamente lúdico-deportiva se le une la esperpéntico-identitaria. En consonancia con las corrientes que claman por evitar la mezcolanza entre deporte y política, e impregnados de la tolerancia y el respeto zapateril en boga, en todos y cada uno de los encuentros entre los galácticos y los polacos los jugadores deberán portar a la salida al estadio correspondiente una enorme bandera nacional -a la par de la aznariana- y escuchar con recio y paulino rictus el himno que a todos representa y embarga de emoción y gozo patrióticos.

Solucionado el problema político, los actores podrán desempeñar su función sin agentes extraños y detestados por los aficionados merengues, tan reacios a flagelar a las huestes blaugranas con cánticos denigratorios por razón de identidad u origen.

6- Desaparece el cargo de entrenador del Real Madrid

En vista del exitoso caminar galáctico de las últimas campañas, y a la luz de los acontecimientos, la figura del entrenador desaparecerá del organigrama técnico. De dominio público es que el Madrid NO TIENE ENTRENADOR, y no lo tiene desde hace tiempo. Por la Casa Blanca han desfilado quemachos, apocados, santimbanquis, oligofrénicos y toda una retahíla de morralla futbolística, que, no obstante, no ha supuesto efecto negativo alguno en los resultados del equipo.
El razonamiento es sencillo. A saber, si pese a la ineptitud y torpeza de los preparadores anteriores y actual el grupo ha sabido guardar la compostura, el orden y la motivación necesarias para campear sin rival allí donde fuere, una vez desatado el lastre que supone un entrenador incompetente habrá una razón más a sumar en aras de un cada vez más glorioso devenir. Si mal dirigidos los jugadores han rendido, a su libre albedrío puede ser la repera. La anarquía es la solución.

Hay quien dirá que si las cosas han ido bien, mejor no tocar nada. Es ésa una actitud acomodaticia y autocomplaciente. El Madrid debe mejorar día a día; es lo que interesa. Por ello el objetivo es invertir en I+D+I, desde la perspectiva empresarial que nos legó Florentino -de ahora en adelante Florentino I el Constructor-, y qué mejor inversión que desinvertir en un ámbito improductivo, con miras además al incremento de la productividad como consecuencia de esa desinversión.
Es por ello que el banquillo quedará libre de director, no sin antes acometer un proceso de asimilación por parte de los jugadores y afición, que haga más llevadero el shock. En tal proceso colaborarán los políticos, que bajarán del palco al césped. La idea es que vayan pasando por el banquillo, y se vaya rebajando el tiempo de estancia en él de encuentro en encuentro (90', 70', 50', etc.). Ya se sabe que a ineptitud, tendencia al tópico, vacuidad de palabra y facilidad para echar la culpa al empedrado no les gana nadie.


7- El mercado de fichajes estival estará supeditado a los intereses del Madrí
Cada verano prensa, radio y TV martillean al aficionado a base de rumores de fichajes, ofrecimientos, trueques y ofertas de saldo. Este interés desmedido en vender la moto no provoca sino cansancio en el forofo, que necesita, como es menester, un periodo de desconexión de la vorágine de frenesí en que torna su existencia cuando el Madrid irrumpe triunfal en ella. En este sentido la aparición de Fernando Alonso será beneficiosa, ya que ejercerá de nexo entre temporadas y, al carecer éste de cualquier carisma y halo de verdadera grandeza, no supondrá una amenaza y mantendrá en un estado de letargo activo las neuronas del forofo, poco acostumbradas a trabajar por su cuenta.

En esa época de distracción el aficionado debe encontrase profundamente aburrido y hastiado, harto de los churumbeles, de la parienta, del calvo de T5, de la arena, de las putas medusas del mediterráneo y de no saber de qué hablar en el bar y/o chiringuito. Es este el caldo de cultivo idóneo para que septiembre florezca bello y hermoso, y comenzar así, de la mano y en alegre comandita, una temporada más de victorias y parabienes.
Pero la razón fundamental estriba en que resultaría absurdo tratar de reforzarse sabiendo que no hay nada que hacer ante el Real Madrid. De nuevo se trataría de una pérdida de tiempo y dinero. Así, los mejores jugadores de los equipos europeos, preferentemente, deberán ser ofrecidos al equipo blanco a modo de diezmo una vez haya finalizado la campaña, y éste decidirá en función de la prontitud o lejanía del 'hecho biológico' con respecto a cada posición en el campo. Queda entonces claro que NO SERÁ POR DINERO, que eso en el Madrid sobra. Simplemente se cobrará en especie a modo de agente regulador del mercado.


8- El decálogo galáctico tiene ochos principios

_________________
Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes.

Lic. Nacional 16390
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Óscar_BlanMo
FITA 1200


Registrado: 01 Nov 2009
Mensajes: 349
Ubicación: León

MensajePublicado: Dom Dic 06, 2009 8:58 pm    Título del mensaje: Responder citando

Tendrías que poner una versión resumida del decálogo este de ocho principios...Prometo que lo he intentado, pero conseguir acabar de leerlo es difícil, sobre todo para los no futboleros Confused
Volver arriba
Ver perfil del usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes anteriores:   
Publicar Nuevo Tema   Responder al Tema    Índice del Foro "EL TIRO CON ARCO A UN CLICK" -> Otros Deportes Todas las horas están en GMT
Página 1 de 1

 
Saltar a:  
No puede crear mensajes
No puede responder temas
No puede editar sus mensajes
No puede borrar sus mensajes
No puede votar en encuestas


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group